domingo, 29 de abril de 2012

Señoría

Leedlo, no tiene pérdida:


Primera historia 

El 4 de febrero de 2006 Patricia Heras, la chica de la foto, se cortó el pelo como un tablero de ajedrez, rapándoselo a cuadrados, y luego se fue de juerga con su amigo Alf hasta bien entrada la madrugada.

Mientras, en Sant Pere més Baix cuatro agentes de la Guardia Urbana desalojaban un centro okupa propiedad del Ayuntamiento de Barcelona donde se celebraba una fiesta no autorizada. Había más de 3000 personas y hubo resistencia. Acuden muchos más policías. Un guardia sufre dos fracturas craneales, una por un objeto que alguien lanza y otra al caer al suelo. Por la mañana el alcalde Joan Clos recibe un informe policial y declara ante la prensa que el objeto fue una maceta que alguien arrojó desde un balcón, recuerda este dato. La Guardia también detiene a otros tres chicos que pasaban por la calle: Rodrigo Andrés Lanza, Álex Cisternas y Juan Pintos y a cinco personas más. Todos los heridos, okupas y guardias, van al Hospital del Mar.

Cerca de allí, Patricia y Alf terminan la fiesta, cogen la bici para retirarse y tienen un accidente. Él se da un golpe en la cabeza, poca cosa pero con bastante sangre, y ella sufre magulladuras. Llaman a una ambulancia y les llevan al hospital. Incluso les llevan la bicicleta. El hospital es el Hospital del Mar.

En la sala de espera están los guardias, los okupas y Patricia, esperando para que le hagan una radiografía. Los guardias están furiosos por sus compañeros heridos y porque el del macetazo va a quedar tetrapléjico. Basta el pelo rapado a cuadrados de Patricia para que los guardias concluyan que forma parte de los okupas y sale del hospital esposada, sin bicicleta y acusada en lo que desde entonces se conoce como el "caso 4-F"...




Continúa en: http://elteleoperador.blogspot.com.es/2012/04/senoria.html?m=1

No hay comentarios:

Publicar un comentario