viernes, 31 de octubre de 2014

¿Qué me pasa?

06:47 am
Querida Euge! Quiero hacerte llegar esta 'confesión' que estoy empezando a escribir, por lo que fuiste y por lo que eres. He hecho que el tema de Luz se convierta en un tema tabú a mi alrededor (quizás no con algún amigo, -ahora que lo pienso, la expresión es demasiado exagerada-), excepto para mis adentros.
Hace mucho tiempo que en teoría he olvidado el tema y que estoy bien, he tenido mis rollos desde marzo, incluso he tenido la agradable sensación de rechazar a varias potenciales novias -no eran de mi estilo/vivían lejos-. He vivido mi vida feliz y la vivo feliz, he considerado (y en realidad aún considero) el tema por zanjado. Pero, hasta hace unos pocos meses -quizá dos o tres-, sin que yo quisiera pensarlo, me acostaba con la idea de qué pasó con Luz, qué pasaría con Luz si me la encontrara por la calle. Podrían pasar dos cosas: o la ignoro, o le suelto lo que no me dejó soltarle. Y aquí es cuando acabo como acabo, siempre acabo imaginándome que la destrozo, le pego, la mato -o no, no lo sé-, le aplico una buena sesión de ultraviolencia, disfruto, es muy tarantinesco; oh, como me ensaño, está tirada en el suelo, sangrando, la golpeo con un bate, le pego patadas, que placer...
Y esto no me lleva a nada, me acuesto mal, recordándola, cosa que no quiero.
Y ya te digo que es un pensamiento involuntario -y que no sería capaz de aplicar en la vida real- (por suerte, ya te digo que hace tiempo que no me pasa), y yo no vivo pensando eso.
El tema es que me he levantado a las 4:30 con algo de ansiedad, he tenido un sueño que me ha dejado rarísimo (luego te paso unas fotos de la descripción que he hecho). Yo no le doy un sentido muy místico a los sueños, pero sí que me gusta saber cómo influyen e interactúan en y con mi mente, para mi no tienen un significado de 'más allá', pero me resultan -a veces- cuanto menos, curiosos.
Bueno, volviendo al tema... El tema de Luz (luego lees el sueño). En realidad se me quedó como una espina bien clavada, me han dejado otras parejas a parte de ella, pero de puta madre, al poco tiempo casi ni recordaba sus nombres; pero esto... No sé, es curioso, es casi como un puto trauma.
Tampoco quiero dar la impresión de ser un psicópata-depresivo o algo así, porque sinceramente no lo soy, este tema cada vez me viene menos a la cabeza, quiero estar cuanto más alejado de todo esto mejor, y lo estoy consiguiendo. (De hecho, ya sufrí en su momento, me rehice y estoy genial). Pero cuando me viene el asunto a la cabeza, me pega con fuerza sobrecogedora.
Te cuento esto porque necesito contarlo y la persona adecuada para saberlo eres tú, la razón es, como te he dicho, lo que significaste en mi relación con ella, la relación que tenías o tienes con ella, y cómo me ayudaste.
Siento decírtelo, de verdad, esperaba que no me tocara tener que hablar de esto, ha sido todo a raíz del puto sueño (que random son los sueños, ¿no?)
Poco más tengo que decir, supongo que se esfumará con el tiempo.
Y repito, que es algo que me pasa cada mucho tiempo y cada vez menos, hacía meses, pero hoy el sueño me ha dejado tocado.
Te voy a pasar lo que he escrito, siento la mala letra, las incoherencias y en general la forma de escribir en tooodos los sentidos; así es como escribo a las 04:30 de la mañana, recién levantado por una especie de pesadilla, y sin apoyar la libreta en una mesa, XD
En fin, no te preocupes, tómatelo a modo narrativo, como si te contaran esto como un curioso relato, un cuento, una historia. Y de nuevo, gracias enana, siento ser tan porculero ;P
PD: que sepas que me va muy bien el B2 de inglés :D
La verdad es que ahora mismo, más de dos horas después de despertarme, ya se me ha pasado la sensación, pero como he empezado a escribir hace rato...
Nah, ya te digo que no te preocupes, es más como un relato, un pequeño cuento, prácticamente siempre estoy de puta madre. XD
Y bueno, enaneja, un beset ;P
PD: Sinceramente, creo que esto quedará definitavamente zanjado cuando encuentre a alguien por quién sienta un amor mayor del que sentí por Luz.



Creía que se me pasaría, pero ahora mismo, a las 13:27, aún me siento extraño. Es una sensación difícil de explicar, puesto que nunca me había pasado. Podría decir que mi sensación es casi como si fuera ahora mismo, en este instante, cuando acabáramos de poner fin a la relación.
Ese es uno de los grandes sentimientos que me invade, pero como ya he dicho, es extraño, curioso y difícil de explicar.
Y por si a alguien no le ha quedado claro, que lo sepáis: en el fondo estoy bien. ;D

He de añadir, que toda reproducción, parcial o total, de esta obra, de este texto e imágenes, mediante cualquier medio actual o futuro, queda prohibida salvo por expresa y explícita autorización mía.
Dan L. Vento

No hay comentarios:

Publicar un comentario