miércoles, 4 de noviembre de 2015

Confrontaciones ideológicas, utopía social, anarquismo

Ese momento en el que te das cuenta de que las ideologías son conceptos sobre nuestra absurda base humana.

El anarquismo es en teoría lo más perfecto, pero a nivel práctico da igual. Puedo imaginarme una sociedad ideal anarquista, capitalista con estado, minarquista, comunista, etc. El anarquismo es el súmmum de la humanidad, en cuanto a nivel organización social, eso lo tengo muy claro.
Que en todo tipo de sociedades vas a encontrarte el mismo problema: la educación y la conciencia (moral + ética) del individuo.
Si se lograra la plena consciencia del individuo, todas las sociedades y sistemas derivarían en el Anarquismo.

Creo que estas estas líneas son ese 'algo' que mucha gente no llega a comprender.

Solución: Que se junten las personas más buenas, aportémosles confianza, dejemos que nos gobiernen y nos eduquen en unos valores buenos … sin bajar la guardia, nunca. Hay que confiar, es la única y triste salida.

El problema viene cuando dentro de ese marco tú ya eres una persona 'consciente' y no te apetece seguir perteneciendo a él. Debido a la escasez de personas del mismo tipo, es imposible constituir una 'unidad social-territorial' apartada del resto y auténtica.

Puede que mucha gente diga: “Pero es que la búsqueda de la plena consciencia de cada individuo es una quimera. Nunca se podrá constituir una sociedad tal que así.
 
Y yo digo que no, señores y señoras, me niego a creer tal cosa. ¿Por qué? Porque simplemente no es verdad. Si que es cierto que reducir a 0 el número de personas no plenamente conscientes es imposible (prácticamente improbable, mejor), pero, en esa sociedad ideal sería tal el reducido número de esas personas, que el resto se las apañaría para controlarlos, de una forma totalmente espontánea y libremente asociativa.

Se solucionaría con más educación. Y continuaríamos en un flujo constante de sociedad “casi plenatamente consciente”. Eso es, los individuos que fueran dañinos acabarían por ser libres y conscientes, pero mientras habrían nacido otros individuos de iguales características a los que habrían que manejar. Y así en un bonito y quasi utópico ciclo sin fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario